domingo, 23 de octubre de 2011

EL DAÑO QUE PRODUCEN LAS BOLSAS DE PLÁSTICO

Las bolsas de plástico contienen un material llamado resina de polietileno, que es un producto derivado del petróleo. Dada su composición, su degradación es lenta, llegando en algunos casos a perdurar 500 años hasta degradarse. O en otros casos lo que ocurre es que se va desintegrando en trozos más pequeños, el resultado son millones de fragmentos de plástico que miden menos de 5 milímetros. Las consecuencias ambientales son realmente muy preocupantes. Se tiene entendido, por norma general, que en los océanos hay entre 3 y 5 kilos de plásticos (de tamaño milimétrico), por cada kilómetro cuadrado de agua. Este alto nivel de contaminación debido a los plásticos no biodegradables (de los cuales muchos contienen aditivos tóxicos) lleva a la muerte de cientos de miles de mamíferos marinos cada año y afecta también a miles de especies de aves. Nosotros, los consumidores, somos claves en este proceso, por lo que resulta fundamental adoptar costumbres como reducir en lo posible su uso, reutilizar las bolsas llevándolas plegadas para compras inesperadas, y mejor si son de tela y papel, o cajas de cartón, cestas, carros. No lo eches en olvido, cada granito de arena que pongamos jugará un papel fundamental en el futuro de nuestro planeta.